MADE IN SPAIN (Orgullo español, con Ñ please ;)

Ayer me preguntaron opinión acerca de la razón del uso, cada vez más extendido, de anglicismos, tanto en la vida social, como en la profesional.

Justamente hoy, en el Heraldo de Aragón digital (el de mi tierra maña), hablan del mismo tema, terminando el artículo con un llamamiento al “orgullo español”  aunque sigamos usando el concepto “Made in Spain” para vender la Marca España.

Quizá dándole una vuelta, éste, podría ser un caso salvable, pues se podría alegar que está pensado para vender España fuera de ella, pero cuando nos metemos dentro, también hay un desenfreno “spanglishero” que, a veces, te deja con la sensación de no haber entendido absolutamente nada en determinadas situaciones…

Ejemplifico, el siguiente podría ser un correo electrónico de un día cualquiera de oficina:

  • “FYI, nuestro CEO (Chief Executive Officer) ha hecho un forward del email del IT Manager sobre la importancia del Big Data para nuestro Core Business. Por favor, chequead el link, y aportad un pequeño briefing con vuestra opinión ASAP”

Puede que si la empresa es una PYME (raro caso en que las siglas corresponden a palabras castellanas Pequeña  Y Mediana Empresa) el email, sea menos “exagerado” pero parece que el uso del lenguaje extranjero, en especial del inglés, aporta categoría al mensaje… ¿Por qué? Imagino que en gran parte se deberá a intereses económicos.

Las arcas de los países de habla inglesa son más grandes que las de habla hispana y, desde hace mucho tiempo, son la primera potencia mundial.

Eso genera interés por parte de las compañías, que son proclives a eliminar barreras de cualquier tipo, pues su mercado de esta manera, aumenta en tamaño y “espesor”.

En el resto de la sociedad, esto se asume inconscientemente, da caché al que da el mensaje en el idioma ganador, y al que lo recibe y lo entiende, o eso hace ver… Así en las empresas, en la publicidad, en los medios, en el día a día, todo se “espangliza” y, aunque evolución lingüística ha habido siempre, las nuevas tecnologías han contribuido a que su avance se haga millones de veces más rápido.

No estoy en contra del uso de determinados términos en inglés, sobretodo de los que han nacido en ese idioma, pues hacen referencia a palabras que hace unos años no existían… (Muy común en las relacionadas con nuevas tecnologías, por ejemplo tuitero, instagramer, youtuber, blogger…). Pero es cierto que el español es el segundo idioma más hablado del mundo, de una riqueza asombrosa y que desde luego debería llenarnos de orgullo y satisfacción 😉

Nada mejor que oír el “¡¡¡Vamos!!!” de nuestro Rafa en cualquier parte del mundo, escuchar a japoneses lo buena que está la paella y el jamón, echar una buena siesta o defender nuestra ñ…coño.

Me encanta todo lo anglosajón pero yo…. ¡yo soy español, español, español!

Comentarios (1)


  1. Hola, he estado buscando esto un tiempo y por fin he podido despejar las dudas, gracias

Deja tu comentario



Volver ariba